11/3/10

¿Problemas?


He encontrado esta técnica para solucionar problemas, en un libro de psicología que me estoy leyendo. Bueno... digo yo... que por probar, no perdemos nada ¿no?. Ahí va...

Lo primero que hay que tener muy claro es el sentido de la justicia y del equilibrio, así como poseer lo que se llama asertividad, esa habilidad que permite defender los propios derechos a la vez que se respetan los derechos del otro. He aquí una pequeña técnica que puede servirnos de guía:

1. Definir el problema: qué es lo que ocurre, cuándo pasa y cómo.

2. Definir el objetivo: qué es los que pretendemos cambiar.

3. Hacer una lista de todas las alternativas de solución que se nos ocurran, por remotas que resulten en un principio.

4. Hacer dos preguntas a cada alternativa: "¿Es eficaz?" (si resuelve, al menos en parte, el problema) y " Es practicable?" (si podemos llevarla a cabo).

5. Descartar aquellas que fallan en al menos una de las dos cuestiones.

6. Analizar las que quedan, a través de dos pasos: definir todas las ventajas de cada solución y definir todas las desventajas de cada solución.

7. Atribuir a cada ventaja y a cada desventaja una puntuación de 1 a 5 en función de su importancia.

8. Hacer un recuento numérico y quedarse con la solución más eficaz, más practicable y con más ventajas.

Atenea,

2 comentarios:

Luna. dijo...

Es una buena técnica, pero empezar debe costar, y poner en orden todos los aspectos de un problema, también cuesta. Ordenar los aspectos de la cuestión en concreto por orden de prioridades es dificil.
De todas maneras, me parece que puede ser bastante eficaz. Menos es nada, ¡como mínimo te sirve para analizar el problema a fondo!

Atenea y Xena dijo...

Tienes razón Luna. Pero bueno, lo tenemos ahí... a mi también me asusta... pero pienso intentarlo, aunque sea muy poquito a poco... tengo que hacerlo por mi...

Un saludo.
Atenea,