1/3/10

Te doy mis sentidos...


Te doy mis ojos...
Para que mires a través de ellos y veas todo lo que ahora no quieres ver.
Te doy mis oídos...
Para que escuches cada una de las palabras que no quieres escuchar.
Te doy mi olfato...
Para que huelas mi miedo.
Te doy mi gusto...
Para que sientas el sabor amargo que tiene la hiel de mis labios.
Te doy mis manos...
Para que sientas el tacto de mi cuerpo desgarrado por la ira.
Te doy mi mente...
Para que nunca olvides lo que es un maltrato.

Xena,

1 comentario:

Lucía... dijo...

Hermoso texto... cargado de una tristeza que te deja con un nudo en la garganta...

Un beso con gotitas de agua!